Un Buen Restaurante en Garrucha


Para hacer justicia el título debería ir en plural, porque es casi imposible hablar de un (buen) restaurante en Garrucha, ya que no hay uno, sino muchos.

Esto tiene su explicación, muy fácil de comprender para cualquiera que conozca, aunque solo sea de oídas (o de lecturas), la costa almeriense en particular y andaluza en general.

Nos estamos refiriendo, lógicamente, a la archiconocida dieta mediterránea, tan elogiada por especialistas en nutrición y en gastronomía.

Como no puede ser de otro modo, tratándose de un pueblo de costa, el pescado es la estrella de la mayoría de los platos típicos de la zona.

En Andalucía hay muchísimos productos que ya cuenta con una denominación de origen que certifican su calidad única: el aceite de oliva, el jamón, sus vinos, frutas, etc., pero si pudiéramos darle un sello de garantía y calidad al pescado, sin duda podríamos hablar de “pescado de Garrucha”.

Eso es algo que saben los múltiples establecimientos hosteleros que podemos encontrar en la localidad, de ahí que se hayan especializado en platos con el pescado fresco como estrella.

Recetas con especies como el rape, el mero y otros pescados de roca son imprescindibles, pero también otras con arroz y, como no, las famosas migas típicas de toda Andalucía, especialmente para esos días en los que caen cuatro gotas.

Para esos días, si no queremos mojarnos, nada como entrar en un restaurante en Garrucha para probarlas y concretamente no existe mejor opción que hacerlo en Boracay Beach-club. Y si se nos alarga la tarde y queremos continuar tomando algo, no existe problema alguno ya que se transforma en local donde disfrutar de buena música.

Siempre cerca del mar, siempre cerca de la playa y de su malecón, para no olvidarnos nunca de que estamos en un rincón del paraíso.

También típico de la zona, como de muchas de la costa andaluza, es el tapeo. Ni siquiera es necesario sentarse a comer —con mesa y mantel—, basta con tomar unas cañas y pedir unas tapas, lo que nos permitirá conocer más productos.

Además, algo fundamental, vamos a poder encontrar menús con precios que se ajustan a todos los bolsillos.

Y, por último, como corresponde a un lugar con este espectacular clima, unos postres deliciosos en los que no puede faltar el helado.

El lujo que supone comer en un restaurante en Garrucha con el mar a un paso y sabiendo que estamos degustando productos frescos y de la mejor calidad, está al alcance de cualquiera, es solo cuestión de ir y probarlo.

Compartir en -

Related post

X

No Comments Yet!

Leave A Comment...Your data will be safe!

Leave a Comment

X